Visitantes

Hoy21
Ayer2076
Esta semana6079
Este mes37715
Total1098799

Jueves, 19 Octubre 2017 00:15

En Línea

Guests : 131 guests online Members : No members online

Warning: file_get_contents(http://graph.facebook.com/?ids=http://radioapostolusa.com/index.php/item/23-cuidado-con-las-supersticiones): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/radioapo/public_html/plugins/content/bt_socialshare/bt_socialshare.php on line 895
Lunes, 01 Agosto 2016 22:01

¡Cuidado con las supersticiones!

Escrito por  Zoila María Bustillo
Valora este artículo
(2 votos)

¿Rompiste un espejo, se cruzó en tu camino un gato negro, tiraste la sal, y a partir de ese momento te sientes intranquilo, pensando que la mala suerte te persigue?

Entonces has caído en las garras de la superstición y estás faltando al primer mandamiento de la Ley de Dios, que dice: “Amarás a Dios sobre todas las cosas”. Pero además, la superstición puede traer graves consecuencias espirituales.

Durante su visita a nuestro país para participar en el IX Congreso de Exorcistas de la Arquidiócesis de México, el doctor Françoise-Marie Dermine, sacerdote dominico de origen canadiense, y uno de los exorcistas más famosos del mundo, profundizó en el tema: “La superstición y la mentalidad mágica”, y señaló que santo Tomás de Aquino se refería al fenómeno de la superstición como “una estupidez porque trasmite un valor trascendente a algo que ni siquiera tiene valor”.

Lamentó que en la actualidad muchos católicos sucumban a este tipo de prácticas y se dejen influenciar por ellas, lo cual se percibe en las personas que “ponen santos de cabeza, llevan dinero a bendecir o usan imágenes religiosas a manera de amuletos”.
Para el P. Dermine: “La superstición nace de un modo erróneo en la mente humana; es como creer que seres invisibles tienen el poder de provocar hechos o acontecimientos que traen buena o mala suerte, o que un cuarzo puede atraer fortuna”.
Insiste: “no es el espejo roto lo que provoca problemas, es la gente que lo piensa. La mala suerte no existe, es fruto del mismo demonio o de una persona que no está utilizando bien su inteligencia”.

–¿Qué causa la superstición?

–Principalmente la falta de fe. Si uno se da cuenta y descubre que Dios está presente, que Dios es amor, enfrenta los problemas y dificultades con más serenidad. Pero también puede deberse a causas psicológicas ocasionadas por carencias afectivas en la infancia, porque cuando una persona no se siente amada por sus padres, empieza a buscar protección en el mundo mágico.

–¿Cuáles son las consecuencias de la superstición?

–El gran peligro es que la gente ya no cree en la providencia de Dios, no confía en Él, y entonces, para defenderse de la ‘mala suerte’, reacciona llevando al cuello amuletos, pretendiendo solucionar los problemas como si Dios no bastara y como si el amuleto fuera más fuerte, pero de todos modos viven atrapados en el miedo.

–¿Cuáles son las practicas más comunes de la superstición?

–Existen tres formas: Dar un culto a Dios sin las disposiciones interiores; dar culto a quien no es Dios, y atribuir un valor fuera de toda proporción a una persona, cosa o palabra que no tiene nada que ver con lo divino.

El P. Dermine explica que hay supersticiones pasivas (son creencias erróneas, como pensar que encontrarse con un hombre jorobado es de buena suerte) y las activas, que son más graves porque tienen el propósito de provocar un efecto, como creer en ídolos, atribuir al demonio el mismo poder de Dios o creer que el diablo es la causa ordinaria y constante de
fenómenos que no podemos comprender.

–¿Qué pasa cuando se utilizan los santos como amuletos?

–El problema es cuando la gente venera al santo atribuyéndole un valor superior a Dios; por ejemplo, cuando una persona enciende una veladora a san Benito y lleva como amuleto
una medalla con su imagen, pero sigue viviendo una vida desordenada, eso no sirve de nada.

–¿Y los sacramentales?

–Es licito acudir a los sacramentales siempre que lo hagan con fe, pero si es por superstición o para obtener poder, no está bien. Hay personas que usan los sacramentales pero no están en paz con Dios, no quieren cambiar su estilo de vida, no van a Misa, no cumplen con las enseñanzas del Evangelio.

–¿Cuál es la relación entre superstición y magia?

–La superstición abre las puertas a la magia, y la magia abre las puertas al demonio, porque cuando una persona recurre a la magia no tiene confianza en Dios, piensa que Él no puede darle lo que quiere, entonces acude a los brujos para lograrlo. Lo que no saben es que el brujo realiza ritos y emplea signos de los cuales el demonio se sirve para hacer su voluntad.

El P. Dermine también advierte a los católicos sobre el engaño que hacen los brujos al utilizar imágenes de santos o de la Virgen de Guadalupana para tranquilizar a las personas que llegan a solicitar sus servicios.

–¿Hay diferencia entre la magia negra y la magia blanca?

–La magia siempre es magia y tiene complicidad con el demonio, siempre interviene una potencia externa que no es Dios, y esto no trae nada bueno, es contraproducente porque quizás sí obtengas lo que quieres, pero hay un después, y el demonio te cobra lo que tu le pediste.

–¿Cómo alertar a los fieles?

–Hay que estar en guardia, lo primero es la catequesis y aquí los sacerdotes jugamos un papel muy importante porque la gente vive con mucho miedo, siente la necesidad de resguardarse del mal por medio de un amuleto, pero si tuvieran fe, más confianza en Dios, todo esto no existiría. Está claro que en la vida hay problemas y dificultades, Jesús habla de que en esta vida vamos a tener afanes, dificultades, que hay una cruz que cargar, pero al mismo tiempo, nos dice que tener confianza en que Dios está presente, nos da la fuerza espiritual para enfrentar con cualquier dificultad.


Escrito por: Zoila María Bustillo
Periodista
http://www.siame.mx/

Visto 998 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

telf

   ranchoviejo  

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.